El agua del Padre Vilaseca

Los geranios del P. Vilaseca

El 1 de abril de 1910 el padre Vilaseca sufrió un derrama cerebral que lo llevaría a la muerte el día 3. Sus últimas palabras fueron: Jesús , María y José vámonos. Los doctores, con el afan de salvarle la vida, le hicieron una sangría en ambos brazos. Una hermana josefina lavo los lienzos impregnados con la sangre y echó el agua en una maceta que tenía una malva seca, que anteriormente daba geranios rosa pálido. Despues de echarle aquella agua, la planta dió nuevos retoños y de éstos brotaron geranios rojos.

A la misma hermana se le ocurrió preparar agua  con aquellas flores para darla a los enfermos y rápidamente se hizo una devoción popular conocida como el agua del pdre Vilaseca.

Para prepararla se hierven las flores de aquel geranio en agua; la veven o la frotan; muchas personas enfermas han obtenido de Dios la salud, al tiempo de usarla, con fe y devoción y pedir la intercesión del  padre Vilaseca con  la oración por su beatificación o con una oración espontanea.

En el Propagador de la devoción a san José se han recogido muchos testimonios de agradecimiento de muchas personas veneficiadas por el Señor con una curación milagrosa por la intercesión de padre Vilaseca.

El agua del padre Vilaseca no es algo mágico sino que requiere la fe en el Dios de la vida; la confianza en la fuerza de Dios que escucha a sus siervos y atiende sus ruegos; el amor a Cristo y a los hermanos; la petición y la seguridad de la intercesión de su siervo.

El agua del  padre Vilaseca nos recuerda su fe y su confianza incondicional en Jesucristo, evangelizador de los pobres, su gran amor a María y José, su afan de servir a los enfermos y necesitados, su deseo de atraer al evangelio a todos, espacialmenta a los jóvenes y los indígenas; es un signo de que el padre Vilaseca “VIVE”.

_____________________________

_____________________________

Oración por la beatificación del

padre Vilaseca y para alcanzar

algún favor por su intercesión

Eteno Padre;

en nombre de Jesús,

te pedimos que glorifiques a tu siervo,

el padre José María Vilseca,

gran devoto de san José

y apóstol de la edución de la juventud

y de las misiones.

Por su intercesión te pedimos nos concedas la gracia de…

Gloria a Jesús María y José.

Por los siglos de los siglos. Amén.

One response to this post.

  1. Posted by Gabriel Rodriguez on enero 18, 2012 at 12:38 am

    me alegro de haber visitado tu blog en el primer día del triduo de san Josè de este año 2012.
    Bendiciones a todos sus visitantes

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: