SAN JOSÉ: HOMBRE VIRTUOSO

                                                     

  El varon justo -el esposo

Desde el momento en que José recibió la misión de tomar por esposa a la Madre de Dios, hizo lo que el ángel le mandó. Este fue el comienzo de una larga vida de permanecer fiel a la llamada de Dios hasta el final. Aunque el evangelio no cita sus palabras, su propio silencio habla con elocuencia la verdad que hay en llamarle el justo. Tiene todas las características humanas necesarias para ser buen esposo de María.

Fueron elegidos a la virginidad para hacer la voluntad de Dios desde el momento en que el ángel les anunció el mensaje de Dios

María es llamada a permanecer virgen. Sigue el mensaje dirigido a José como esposo de la Virgen. El hombre justo recibe su propia vocación de seguir con su compromiso de amarla como esposa pero de forma virginal.

Cuando José aceptó la invitación del ángel, su amor de hombre justo fue regenerado por el Espíritu Santo. El amor de Dios obraba en la íntima comunión espiritual de alianza entre estos esposos. Mediante el sacrificio total de sí mismo, José junto con María simbolizan el misterio de la Iglesia, virgen y esposa

  • Modelo de silencio y de humildad

Las principales fuentes de información sobre la vida de San José son los primeros capítulos del evangelio de Mateo y de Lucas. En los relatos no conocemos palabras expresadas por él, tan sólo conocemos sus obras, sus actos de fe, amor y de protección como padre responsable del bienestar de su amadísima esposa y de su excepcional Hijo.

Es decir, su vida sencilla y humilde se entrecruzaba con su silencio integral, que no significa mero mutismo, sino el mantener todo su ser encauzado a cumplir el Plan de Dios. San José, patrono de la vida interior, nos enseña con su propia vida a orar, amar, sufrir, actuar rectamente y a dar gloria a Dios con toda nuestra vida.

  • IV. El trabajo – expresión del amor

El título de “carpintero” abarca toda la vida de José. El trabajo es un modo diario en que expresa su amor a la Familia de Nazaret. Jesús da ejemplo de obediencia participando en el trabajo de José y llegando a ser conocido como el “hijo del carpintero.” El l° de mayo se celebra la fiesta de San José Obrero. La laboriosidad es una virtud por la cual el ser humano puede participar en la obra de Dios, Creador y Redentor, puede hacerse en cierto sentido más humano, y puede profundizar en la amistad con Cristo. San José nos enseña a santificar la vida diaria, elevando a Cristo las obras comunes, humildes y sencillas.

  • Vida virtuosa

Su libre cooperación con la gracia divina hizo posible que su respuesta sea total y eficaz. Dios le dio la gracia especial según su particular vocación y, al mismo tiempo, la misión divina excepcional que Dios le confió requirió de una santidad proporcionada.

Se ha tratado de definir muchas veces las virtudes de San José: “Brillan en el, sobre todo las virtudes de la vida oculta: la virginidad, la humildad, la pobreza, la paciencia, la prudencia, la fidelidad que no puede ser quebrantada por ningún peligro, la sencillez y la fe; la confianza en Dios y la mas perfecta caridad.

  • Devoción a San José

Una de las mas fervientes propagadoras de la devoción a San José fue Santa Teresa de Ávila. En el capítulo sexto de su vida, escribió uno de los relatos mas bellos que se han escrito en honor a este santo.

Otros santos que también propagaron la devoción a San José fueron San Vicente Ferrer, Santa Brígida, San Bernardino de Siena (que escribió en su honor muy hermosos sermones) y San Francisco de Sales, que predicó muchas veces recomendando la devoción al Santo Custodio.

  • Una reflexión para los que son padres de familia

Todos los católicos estamos llamados a la santidad. De hecho, este llamado es la vocación, no solo de sacerdotes y religiosas, sino también de “todo católico”. Los santos nos han dado un gran ejemplo muy especial que podemos imitar.

  • José, el hombre justo

Santo Tomás de Aquino dijo que Dios nos da las gracias según el lugar que ocupamos en la vida y el trabajo que hacemos. Por tanto, si Ud. está casado y tiene hijos, Dios le dará las gracias para ser un esposo y un padre santo. Al hombre que es sacerdote, Dios le da la gracia para ser un sacerdote santo.

  • José, el obediente

José fue verdaderamente obediente a la voluntad de Dios en su vida. El ángel le dijo: “No temas tomar a María como tu esposa.” En cuanto José conoció la voluntad de Dios para él, obedeció. Cuando el ángel le dijo que Herodes planeaba matar al niño, José inmediatamente huyó a Egipto con María y Jesús.

Algunas personas preguntan si San José era un hombre ya mayor. Esta creencia se originó en los escritos apócrifos de la Iglesia en sus primeros tiempos. Estos antiguos escritos no fueron inspirados por Dios ni aprobados por la Iglesia como parte de las Sagradas Escrituras. Uno de ellos afirma que cuando José se casó con la Virgen, tenía 89 años.

Estas afirmaciones apócrifas no las podemos adoptar, ya que, si  Dios encomendó a José la custodia de Jesús y María, tenía que ser un hombre con las fuerzas físicas necesarias para proteger los tesoros de Dios. Por tanto, se especula que José era un joven.

 

  • José, el patrono

Todo lo que hizo San José por Jesús, ahora lo hace por la Iglesia. ¿Por qué?  Porque la Iglesia es el cuerpo místico de Cristo. Si san José es el padre, la Virgen Mará es la madre de la Iglesia

José, el ayudante de la Virgen María

El fue un esposo, amable, considerado, cariñoso y sacrificado. San José tenía la responsabilidad de ser el líder espiritual de su familia, al igual que todos los padres son también los líderes espirituales de sus familias.

José y María trabajaron en equipo. La palabra “equipo” podría significar “juntos todos logran más” Cuando Ud. está unido a su esposa con el fin de acercar más a su familia a Dios, Ud. logrará mucho más. Hágase esta pregunta: “¿Ayudo a mi cónyuge? ¿Estamos trabajando en equipo para acercar a nuestros hijos a Dios?” Recuerde, su verdadera y más importante vocación es llevar a su esposa, sus hijos y a Ud. mismo a Dios.

                                  

                                               Ediberto P. Morales mj

3 responses to this post.

  1. QUE MENSAJE MAS IMPORTANTE EL QUE NOS DA sAN jOSÈ PARA NUESTRA VIDA Y MISION JOSEFINA

    Responder

  2. eSTOY TRABAJANDO CON LOS AMIGOS DE sAN jOSÈ Y ME ENCANTO ESTE MENSAJE ADELANTE SIEMPRE ADELANTE PUES LO QUIERE SAN JOSE HJ.

    Responder

  3. Posted by marinaruiz de A. on noviembre 24, 2013 at 3:49 am

    Interesante mensaje hermanito. Adelante Siempre Adelante.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: